La implementación de la tecnología de leds para los sistemas de iluminación a nivel comercial ha traído consigo una serie de productos para uso particular y público, uno de ellos es el reflector LED, el cual tiene una serie de aplicaciones, por ejemplo, sustituir las luminarias convencionales de halógeno que se suelen colocar en los exteriores y que pueden llegar a consumir más de 200 watts, mientras que los reflectores que funcionan con diodos emisores de luz son capaces de ahorrar hasta el 80% de corriente eléctrica, con un mayor flujo luminoso, mejor eficiencia lumínica y también con una calidad superior de luz.

Asimismo, este tipo de lámparas no necesitan de un mantenimiento periódico, ya que gracias a su calidad tienen un tiempo de vida útil muy largo, además de que los materiales con los que en la empresa Distribución y Control Foss S. A. de C. V. los fabricamos son ampliamente resistentes, lo que significa que nuestros productos no se tienen que sustituir con frecuencia, además de que la instalación es bastante sencilla y, por lo tanto, los costos de adaptación resultan ser reducidos.

Los reflectores de ledes son perfectos para colocarse en exteriores, es decir, jardines, terrazas, parques, plazas públicas, veredas de peatones, exposiciones y exhibiciones de productos, así como canchas deportivas y mucho más, dependiendo de los requerimientos de alumbrado que se tengan. Además, no representan algún tipo de riesgo ambiental porque ninguno de sus componentes es contaminante (a diferencia del mercurio que suelen contener los tubos fluorescentes y que si se aspira, puede ocasionar envenenamiento y hasta fallecimientos).

Entre las características de la tecnología de iluminación que Foss tiene disponible están las siguientes:

El reflector LED de 10 watts es un sistema de alumbrado que se utiliza principalmente en los sitios que requieran de una potencia de luz de media a baja, al tiempo de que su montaje es discreto. Este tipo de reflector contiene ledes con un consumo de corriente eléctrica extremadamente bajo, lo que constituye un gran ahorro en los costos de energía, sin tener que sacrificar la luminosidad que se necesita para diversos espacios de convivencia, pues a pesar de ser de baja intensidad, emite la misma cantidad de luz que un foco incandescente de 100 watts.

Otras cuestiones relacionadas con este modelo es que tiene una vida útil superior a la de los demás sistemas de iluminación que están disponibles en el mercado (bombillas incandescentes o tubos fluorescentes); tiene un encendido instantáneo, es decir, en cuanto se activa el botón para prenderlo éste lo hace, y no se tiene que esperar unos minutos a que funcione con toda su potencia.

Aunado a lo anterior, tampoco presenta el molesto parpadeo que puede llegar a marear a algunas personas; lo que se traduce en que llega a aprovechar cerca de un 98% de la energía que consume; cuestión que también representa un beneficio para el cuidado del medio ambiente; además, la emisión de dióxido de carbono es la más baja de entre todos los sistemas de iluminación que existen en la actualidad.

Por su parte, el reflector LED de 20 watts que tenemos disponible en nuestra compañía consiste en una luminaria que se utiliza para los sitios que requieren de una mayor potencia de luz, ya que su alcance es más extenso que el reflector de 10 watts. Está fabricado con un material resistente a las condiciones climatológicas como la exposición a la radiación solar, lluvia, viento y polvo.

Su instalación es sencilla, por lo que no se necesita contratar a un especialista ni tampoco utilizar herramientas especiales, lo único que se requiere es tomar en cuenta algunas cuestiones, desde seleccionar el sitio adecuado, elegir un ángulo y la cobertura de iluminación más conveniente, con el fin de que su funcionamiento se adapte a las necesidades de iluminación de cada usuario.

Al igual que el primer reflector que mencionamos, el de 20 watts tiene la capacidad de aprovechar al máximo la corriente de electricidad que le llega; del mismo modo, sus materiales no contienen ninguna sustancia tóxica, radioactiva o contaminante, pues está fabricado con tecnología de vanguardia y, finalmente, se enciende al momento y no disipa energía en forma de calor.

Entretanto, el reflector LED Foss de 30 watts incorpora ledes con la potencia suficiente para iluminar espacios extensos, está elaborado con materiales resistentes a la intemperie para proteger totalmente a los ledes; al igual que los dos anteriores, es capaz de disminuir el consumo de energía y no genera calor, sino que aprovecha toda la corriente que le llega.

Por último, el reflector LED de 50 watts que tenemos disponible en Distribución y Control Foss S. A. de C. V. es el de mayor potencia de iluminación, por lo tanto es ideal para utilizarse al aire libre, en centros de recreación, escenarios de espectáculos y campos deportivos, su rendimiento es bastante alto, dado que su fabricación garantiza una emisión de luz concentrada y, al igual que los reflectores ya mencionados, tiene una instalación fácil y segura; en fin, es un artefacto de alumbrado que puede ser usado durante largos periodos de tiempo.

Estos son los modelos de reflectores LED que tenemos disponibles en Foss, si tienes alguna duda o requieres hacer una cotización, no dudes en contactarnos, uno de nuestros asesores te guiará para que selecciones los productos que mejor se adapten a tus necesidades en sistemas de iluminación. Recuerda que en nuestra empresa encontrarás la mejor calidad hasta la puerta de tu casa.