Por qué debemos utilizar luces LED

En la actualidad se ha comenzado a hacer cada vez más evidente la terrible escasez de recursos energéticos por la que está atravesando la humanidad, situación que ha propiciado que los científicos comiencen a desarrollar nuevos sistemas de iluminación y de generación energética que permitan ahorrar la mayor cantidad de energía posible. La iluminación a base de lámparas LED (Diodo Emisor de Luz) se ha considerado, en años recientes, como la opción de iluminación para el futuro, pues su eficiencia y bajo consumo de energía son sus principales características.

Encender una lámpara que cuente con luces LED, afirman los científicos, es sinónimo de ahorro energético si se le compara con otros sistemas de iluminación. Sin duda, la correcta optimización de los recursos energéticos se ha convertido en uno de los pilares fundamentales en el futuro de la raza humana. La tendencia es cada vez más evidente y actualmente existen muchos mecanismos que le permiten a los seres humanos ahorrar energía eléctrica o combustibles fósiles; la tecnología LED, por ejemplo, ya se implementa en diversos espacios a los que comúnmente tienen acceso las personas.

Las residencias, los hoteles, los restaurantes, los museos, los centros comerciales, los hospitales, las escuelas, los televisores, los juguetes (y hasta la ropa) han comenzado a implementar la iluminación a base de focos LED como uno de sus principales mecanismos para ahorrar energía y reducir los costos en sus recibos de electricidad. Es evidente, entonces, que esta novedosa tecnología ha logrado conquistar al mundo, en cada rincón en donde se requiere de un punto de luz, la tecnología LED es capaz de iluminarlo, con la ventaja de que el consumo de este sistema es mucho menor que cualquier otro que hasta ahora se conozca.

La tendencia no es nada extraña, al contrario, es natural, pues las lámparas LED están completamente relacionadas con la innovación, el ahorro energético y, sobre todo, la tecnología. Todas aquellas personas que han apostado por el uso de esta tecnología, han optado por un sistema de bajo consumo eléctrico, durabilidad y un excelente diseño; todo esto ha sido posible gracias a la versatilidad que han demostrado las lámparas LED, ya que se pueden adaptar a cualquier proyecto de construcción y, por si esto fuera poco, los focos LED pueden generar luz de diferentes colores.

Foss México es una de las empresas que ofrece en el país las mejores lámparas LED que hoy en día se conocen en el mercado internacional. Gracias a la calidad de los productos que ofrece, Foss México ha logrado posicionarse como la compañía con mayores índices de confianza y no es para menos, pues existen muchas empresas dedicadas a la distribución que ofrecen productos de muy baja calidad que lo único que provocan es que la inversión de las personas sea tirada a la basura.

Foss México es una empresa 100% mexicana que se dedica a distribuir material eléctrico y de iluminación de la mejor calidad que hoy en día se conoce en el mercado. Además, esta empresa cuenta con una red de distribución que se extiende por casi todo el país, entre los estados en donde Foss México cuenta con sucursales se encuentran: Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Distrito Federal o CDMX, Morelos, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Durango, Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí, Jalisco, Colima, Michoacán, Guerrero, Puebla, Veracruz, Oaxaca, Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

Lo más importante a la hora de comprar luces LED es elegir productos de calidad. Como en todas las industrias, la piratería se ha hecho presente en los sistemas de iluminación. Los chinos han invadido el mercado mexicano con una serie de productos de muy mala calidad que lo único que provocan son daños irreparables al sistema eléctrico del hogar. Por ello, las personas que opten por comprar un sistema de iluminación con base en focos LED deben  acudir a una empresa de calidad y confianza como lo es Foss México.

Según datos de un famoso portal de Internet, el uso de focos LED de dudosa procedencia es de alrededor del 60%, por ello, las personas deben acudir con distribuidores totalmente responsables y comprometidos con el medio ambiente, como Foss México, quien ofrece materiales de primera calidad para asegurar la durabilidad de hasta 50 mil horas en un solo foco LED. A pesar de que los focos LED son las bombillas más pequeñas que existen en el mercado, esta restricción no ha obstaculizado que puedan iluminar una habitación completa.

La composición de las luces LED no es cosa del otro mundo, un foco de este tipo está compuesto por dos electrodos (ánodo y cátodo), un yunque, un semiconductor y un lente. Todos estos elementos se encuentran perfectamente acomodados dentro de un soporte fabricado a base de resina. El encendido de estos focos funciona de la misma manera que cualquier otra bombilla; no obstante, la resina que cubre a la tecnología LED se encarga de enfocar la luz y proteger todos los componentes encargados de producir la luz que emiten. Asimismo, el color de los focos está determinado por la composición química con que se fabrica la bombilla.

Al final del día, los sistemas de iluminación LED son un reflejo de las nuevas necesidades que tiene el ser humano para reducir su dependencia a las fuentes convencionales de energía como el petróleo, el carbón, el gas y otros combustibles fósiles que lo único que generan es mayor contaminación en el mundo y, por ende, aceleran el proceso del calentamiento global. El desarrollo de luces LED es un paso hacia la búsqueda de sistemas de energía ahorradores que nos permitan alanzar el desarrollo sostenible que necesitamos.

Publicaciones recientes

Deja un comentario