Ventajas que ofrece la iluminación LED

Pareciera ser que las ventajas que la tecnología e iluminación LED ofrecen al mundo a sus usuarios son obvias y conocidas por todos, sin embargo, realmente esto no es así, y la clara muestra de ello es que en convenciones, simposios y exposiciones importantes que se llevan a cabo a lo largo de todo el mundo y en los que se habla sobre esta tecnología específica, los beneficios que ofrece siguen siendo uno de los puntos principales que se abordan.

Y es por ello que en esta ocasión, en Foss México nos damos a la tarea de ofrecer una lista con las diferentes ventajas que este tipo de tecnología ofrece a los usuarios a nivel doméstico, industrial, empresarial, comercial e incluso para el alumbrado público, ventajas que han hecho de esta tecnología la alternativa de iluminación dominante en la gran mayoría de sectores en la actualidad.
Pero no solo eso, en cada una de estas ventajas que esta tecnología ofrece ahondamos un poco, de manera que se entienda lo mejor posible el origen de cada uno de los beneficios listados.

iluminación LED

Durabilidad

Los LED o Light-Emitting Diodes son dispositivos que están diseñados y elaborados de manera específica para generar y emitir luz cuando reciben corriente eléctrica y esta pasa a través de sus circuitos semiconductores. Para lograr esto, es necesario que el foco o lámpara cuente con un driver, es decir, una fuente de alimentación que aporte precisión a la corriente eléctrica que el dispositivo recibe.

Asimismo, el correcto estudio, diseño, desarrollo y fabricación de cada lámpara permite que el calor se disipe dentro de la luminaria, para lo cual se requiere que exista la mayor superficie posible del foco en contacto directo con el aire del exterior, esto con la finalidad de mantener una temperatura ideal para que la lámpara funcione bajo las condiciones adecuadas.

Esto, en conjunto, permite que cada dispositivo ofrezca un tiempo de vida útil de alrededor de 50,000 horas, además de ser sumamente resistente, durable y adaptable a cualquier tipo de entorno, sin importar las condiciones de temperatura, clima, espacio e incluso los elementos con los que pueda estar en contacto la bombilla.

Bajo costo de mantenimiento

Un dato que quizás pocas personas saben acerca de esta tecnología es que las lámparas, focos y luminarias LED no se funden ni dejan de iluminar, lo que sucede es que con el tiempo el sistema sufre un deterioro progresivo, lo que se refleja en una notoria disminución de su capacidad lumínica, es decir, su potencia se reduce y por ello ilumina menos, sin embargo, esto sucede cuando se acerca al final de su tiempo de vida útil.

Se considera que los focos, lámparas o luminarias que forman parte de un sistema de iluminación LED dejan de ser útiles cuando su luminosidad se ha visto reducida hasta en un 70%. A pesar de ello, debido al largo tiempo de vida de estos dispositivos, al bajo consumo energético y al poco desgaste que todo el sistema en conjunto sufre, se trata de una alternativa que ofrece un alto grado de funcionalidad y un bajo costo en mantenimiento, ya que muy rara vez requiere reparaciones, reemplazo o sustitución de piezas e incluso requiere tareas mínimas de limpieza, lo cual implica, en general, un alto grado de rentabilidad.

Alta eficiencia energética

Una vez más, gracias a su diseño y desarrollo, esta tecnología consume únicamente la cantidad necesaria de energía para su funcionamiento efectivo, lo que implica que cada watt consumido es utilizado para la generación de luz, la cual, dicho sea de paso, es extraordinariamente brillante, considerando sobre todo el bajo consumo en electricidad que esta tecnología requiere.

Es por esta razón que la eficiencia de este tipo de luminarias no se mide a través de su consumo de watts, sino mediante el cálculo de lúmenes emitidos por watt consumido o lúmenes emitidos por diodo.

Gama de colores

En la actualidad, es posible encontrar focos y lámparas LED con diferentes tonalidades, lo cual era sumamente complicado cuando esta tecnología se lanzó por primera vez al mercado. Por fortuna, hoy en día estos dispositivos están disponibles en diferentes tonalidades de blanco con variada temperatura de color sin la necesidad de utilizar filtros.

Este avance se dio gracias a los estudios y aplicaciones realizados en el sistema interno de cada foco, específicamente en los materiales utilizados para su fabricación, que varían dependiendo del color.

Encendido instantáneo

En sus inicios, la iluminación LED tenía la desventaja de requerir tiempo para poder encender y alcanzar su punto máximo de brillo, lo cual no es necesario actualmente, pues cualquier dispositivo con esta tecnología tiene un sistema de encendido más rápido que otros productos emisores de luz y emite desde el primer instante su máximo brillo posible.

Cabe mencionar a este respecto que el tiempo de vida útil de las lámparas fabricadas con esta tecnología no se reduce ni se ve afectado por la cantidad de veces que se acciona el sistema de encendido y apagado.

Resistencia

Cuando se habla de la resistencia o robustez de esta tecnología no se refiere precisamente a su tamaño o dureza, sino a su capacidad para resistir diferentes tipos de usos y condiciones físicas, como vibraciones, ligera presión y ligeros golpes o contactos con otros elementos u objetos. El claro ejemplo de esta cualidad es que esta tecnología es la más utilizada actualmente para los faros de automóviles, motocicletas y otros vehículos.

Luz directa

La luz que los dispositivos de este tipo emiten completamente direccional, es decir, la luz se dirige al lugar específico al que apunta el foco, por lo que no existe pérdida lumínica alguna a causa de la reflexión, factor que contribuye de forma considerable a aumentar la efectividad y rentabilidad de esta tecnología y sus dispositivos.

El claro ejemplo de este beneficio es el uso de sistemas de iluminación LED en ámbitos sumamente técnicos donde se requieren un control casi minuciosos de las luces para iluminar únicamente espacios específicos.

Ecología

Desde luego, entre los beneficios más conocidos de esta tecnología están los medioambientales, beneficios que se deben principalmente a que los dispositivos LED son prácticamente en su totalidad reciclables.

Además de esto, el volumen bastante menor al de cualquier otro tipo de luminaria reduce el volumen del residuo, las lámparas no liberan calor, no contienen mercurio y consumen poca energía, lo que reduce la emisión de gases contaminantes al reducir la cantidad de combustible requerido para la generación de electricidad en las plantas generadoras.

Asimismo, como beneficio a la salud, se encuentra el hecho de que estos focos no generan rayos ultravioleta ni infrarrojos, lo cual es sumamente benéficos para los usuarios e incluso hacen de este tipo de dispositivos la herramienta ideal para iluminar en museos, ya que no afectan las obras de arte, reliquias, especímenes u objetos en exposición.

Gracias a todos estos beneficios, la tecnología LED es utilizada hoy en día de manera predominante en campos diversos y con objetos variables. No obstante, el proceso de evolución no ha terminado, por lo que investigadores y expertos en el área siguen trabajando para mejorar y hacer todavía más eficiente esta tecnología para ofrecer mayores beneficios a los usuarios y al medio ambiente.

Por todo lo anterior, en Foss México nos sentimos orgullosos de ser un distribuidor de este tipo de tecnología vanguardista y por ello siempre nos ocupamos de ofrecer productos de la mejor calidad, con el mejor diseño y funcionalidad para contribuir cada vez más a la protección del medio ambiente y lograr la satisfacción total de las necesidades de nuestros clientes.

Y es por ello que Foss México es la mejor alternativa para adquirir cualquier tipo de luminaria, lámpara, foco o material eléctrico para la instalación de un sistema efectivo de iluminación LED para cualquier campo, desde el ámbito doméstico hasta el industrial.