Focos ahorradores: la importancia de su uso

Bienvenidos a una entrada nueva del blog de Distribución y Control FOSS S.A. de C.V., su mejor opción si se trata de ahorro de energía eléctrica y luz. En esta página no place hablarles sobre la importancia de ahorrar energía, asimismo, la importancia de utilizar focos ahorradores como los que encontrarán en el catálogo de FOSS.

La importancia del ahorro energético en México y el mundo.

Quizás han oído con antelación en torno al ahorro energético, o al menos han escuchado de medidas ahorrativas, lo cual no resulta extraño, no sólo por la popularidad creciente de la ecología en México, sino también por los elevados índices de contaminación en las grandes urbes del país. Más, para aquellos que no estén del todo enterados, responderemos a la siguiente cuestión… ¿por qué es importante e incluso necesario el ahorro energético?

La población global continua creciendo significativamente con el pasar del tiempo, lo cual conlleva a una situación en la que deben cubrirse cada vez más necesidades, por ejemplo, el alimento, la indumentaria, el alimento, etcétera. Sumado a ello, actualmente las demandas de los hombres y mujeres sobrepasan el mero hecho de satisfacer las más básicas necesidades, lo que deriva en desequilibrios tanto económicos y geográficos, como ambientales y políticos. Hay un consumo excesivo de energético que si no se corrige con prontitud podrá repercutir de manera perjudicial nuestros modus vivendi.

El uso de la energía eléctrica, es proporcional a la generación de desechos y residuos contaminantes. ¿Cómo es eso posible? Debido a que se trata de una de las producciones energéticas que generan mayor contaminación medioambiental, por tal motivo tenemos que hacer que las generaciones del hoy y mañana estén conscientes de la gravedad del problema con el fin de buscar soluciones.

Mantener encendido un foco no ahorrador y de alto consumo, así como el refrigerador abierto, pese a que parezcan detalles mínimos sin repercusión, en realidad tienen un considerable peso; basta para dar cuenta de tal situación considerar todos los millones de casos que diariamente se dan sobre derroche de energía y manejo imprudente de ésta. Sólo de esta forma podrá comprenderse la dimensión de la dificultad que seguro hará que muchos intenten tomar cartas sobre el asunto.

Cierto es que no pueden ser controlados los hábitos de las demás personas, más, podemos al menos controlar los nuestros y colocar así nuestro granito de arena por un presente y porvenir libres de contaminación. Para procurar en nuestro país una cultura ecológica, podemos enseñarles a ahorrar energía a los otros, asimismo, señalarles la gravedad del problema. Esta acción, pese a parecer pequeña, puede generar contagios positivos de modo que los mexicanos consigan ser más responsables y prudentes con su consumo de energía.

Verdaderamente vale la pena dedicar esfuerzos en la creación de actitudes y hábitos afables con la naturaleza y enfocados en el ahorro de energéticos. Ahorrar electricidad, es mucho más que un hábito simple, es un estilo de vida que puede repercutir ventajosamente a nivel social, no sólo en nuestra relación con la naturaleza. Intenten ser solidarios con el medio en el que viven, sin duda con mínimas acciones las generaciones del futuro estarán muy agradecidas.

La importancia de utilizar focos ahorradores.

Aunque no nos percatemos, el mayor gasto de energía se da con el uso de focos y de la iluminación en general. Por fortuna, los focos ahorradores son una alternativa excelente para reducir los gastos excesivos de energía eléctrica. Se trata de lámparas fluorescentes y compactas, la cuales otorgan una corriente luminosa al igual que os focos convencionales, aunque con una sustancial diferencia: requieren un uso menor de energético pues operan mediante gases que en conjunto se ionizan con el recubrimiento blanco que poseen.

Se ha llegado a decir que los focos de ahorro son dañinos debido a que llegan a incluir mercurio, sin embargo, se trata sólo de mitos para desprestigiar, además, aquellos que llegan a poseer el mencionado elemento lo contienen de manera hermética y segura, asimismo, son muy difíciles de quebrar. Sin embargo, aunque lleguen a quebrarse dichos focos, la cantidad de mercurio contenida es muy mínima y no representa en realidad riesgo alguno. Éstos llegan a consumir hasta un 80% menos de electricidad en comparación con los focos convencionales, generan mayor luminosidad por watt, asimismo, llegan a durar 8 veces; con lo mencionado se entenderá por qué resultan la mejor opción en la actualidad.

Mediante los focos de ahorro se busca reducir sustancialmente los pagos relativos a los servicios de luz, asimismo, conseguir un alto grado de luminosidad agradable para la vista y por supuesto, durable. Es menester rememorar que cuando los focos llegan a fundirse o quebrarse, deben meterse los residuos dentro de una bolsa bien anudada y en un contenedor de desechos inorgánicos, pues de esta manera, aunque ya no sean funcionales, se ayuda a la preservación medioambiental.

Con todo lo señalado, se comprenderá qué los focos ahorradores representan una excelente relación beneficio-costo para los consumidores en general, pues aunque llegan a ser un poco más caros que los modelos convencionales, representan a largo plazo una de las mejores maneras de ahorrar energéticos, debido a que tienen una vida de utilidad mucho mayor, gastan mucho menos electricidad, y a la vez, propician el cuidado de la naturaleza y la reducción del uso de combustibles fósiles para la generación de energía eléctrica.

Ojalá la presente entrada les haya sido disfrutable y de utilidad, por ahora nos tenemos que despedir, esperando nos contacten si desean adquirir los mejores focos ahorradores en manos de uno de los mejores distribuidores de sistemas luminosos en el país: FOSS. ¡Gracias por habernos visitado!

Publicaciones recientes

Deja un comentario