El efecto que la iluminación tiene en nuestro estado de ánimo

Porque nos especializamos en la iluminación, en Foss méxico queremos platicarte las diversas maneras en que un simple foco ahorrador de luz puede llegar a cambiarte la vida. Así es. Probablemente habrás escuchado que la iluminación afecta el estado de ánimo. ¡Estás en lo correcto! ¡No es sólo un mito! Continúa leyendo si te interesa saber más.

Así como la música, la temperatura y los olores influyen en nuestra percepción y ánimo, de la misma manera, una pobre o rica iluminación puede llegar a cambiarnos incluso la salud. ¿Te imaginas dejar de lado las pastillas para el dolor de cabeza y simplemente modificar la luz que te provoca este padecimiento? ¿O qué tal la influencia que tiene ésta en los negocios de comida como restaurantes y cocinas? Apostamos que querrás utilizar tu foco ahorrador a tu favor. ¡Y quién no!

Numerosos estudios se han hecho para comprobar esta teoría, a lo largo del último siglo. No es sorpresa que, en efecto, a partir de estos experimentos, se haya podido establecer como irrefutable el hecho de que la luz natural y artifical modifica nuestro comportamiento. Países pioneros en el área como Inglaterra y Estados Unidos, ahora utilizan esta herramienta como control de problemáticas inherentes al ser humano.

Una combinación de luz y coloración en ambientes cerrados, por ejemplo, puede fluctuar los sentimientos de estrés a relajación y de violencia a paz. En California, Estados Unidos, por ejemplo, para apaciguar a los jóvenes criminales detenidos, se les proporcionan celdas pintadas en tonos pasteles con una luz fría, lo que provoca una disminución a los gritos y agresión. Los psicólogos llaman a esta medida “el efecto rosa”, ya que usualmente es el color de la pintura.

También, ante las problemáticas inherentes a otros seres vivos, se tiene la certeza de que funciona de la misma manera. Para las plantas, por ejemplo, una constante iluminación de luz ultra violeta afecta positivamente al ser. La planta reacciona ante ella y da resultados que de otra manera son difíciles o tardados de conseguir: la luz estimula el crecimiento y desarrollo, y además apoya al proceso de fotosíntesis. Qué maravilla, ¿no te parece?

Veamos en qué se basan los profesionales para designar los niveles de iluminación para tareas específicas:

  • Objetivo visual: Proveer de suficiente luz en un lugar para un desplazamiento y establecimiento seguro.
  • Objetivo general de ambiente: Crear un medio con cierta impresión o impacto general.
  • Objetivo de interés visual: Definir un centro de atención específico con una razón específica como modificar el estado de ánimo.

Los tres niveles de iluminación son muy importantes, trabajan conjuntamente pero pueden ser más, o menos relevantes en el diseño, de acuerdo al objetivo principal de la iluminación. Para sitios que tienen intenciones que requieren extrema precaución al andar, por ejemplo, el objetivo visual es el prioritario: museos con esculturas carísimas requieren una excelente iluminación. Si, por otro lado, el objetivo de interés visual tiene como necesidad crear una emoción, se recurrirá a este nivel prácticamente con obligación: restaurantes donde se incita a comer, una iluminación tenue permite que la persona se sienta menos inhibida al ingerir los alimentos.

Si, en dado caso, el objetivo de interés visual específico apoya más a nuestras necesidades, se elige: destacar de entre el interés visual general, un detalle de suma importancia (conviertiéndose en interés visual específico, o último nivel) como lo es inicitar a comer algo en específico en un restaurante, por ejemplo. No sólo se incita a comer más, sino que además de la tenue iluminación del foco ahorrador, se destaca la barra de sugerencias del chef con una luz más fuerte. ¡Todo es cuestión de creatividad!

Los efectos directos de la iluminación en la salud.

Nada más por citar un modelo, la iluminación puede afectar directamente al estado de ánimo con tal profundidad que la persona inclusive puede modificar los síntomas de una enfermedad depresiva. De acuerdo a la Asociación Psiquiátrica Americana, el tratamiento (o parte de él) que involucra manipulación de luz ha sido probado exitoso. Los pacientes sufren síntomas como baja energía y estamina, incapacidad de trabajar o enfocarse en actividades específicas y sentimientos de alienación, depresión y desesperanza. Se maneja luz incandescente en lámparas con luz cálida que simula la luz del sol. Existen incluso estaciones de trabajo con este tipo de luz, y visores o simuladores de atardeceres.

Otras relaciones entre la salud y la iluminación

Otros efectos positivos que tiene el manejo correcto de la luz en la salud, son la reducción de la presión sanguínea, la relajación y disminución de estrés, la disminución del síndrome premestrual, una rápida adaptación del cambio de horarios en el reloj biológico, la respiración controlada, la nivelación de la temperatura del cuerpo, la disminución del volúmen de orina y la urgencia de ir al sanitario, las respuestas involuntarias electropsicológicas e incluso una nivelación de hormonas.

Así que la próxima vez que sientas algo que no está funcionando bien en tu cuerpo, échale un vistazo a la luz. Conduce tu propio experimento para saber cuál es la iluminación que mejor se adapta a ti. Mejor aún, identifica con nuestra ayuda, qué tipo de foco ahorrador de Foss es el indicado para tu hogar. Si tienes dudas sobre nuestros servicios o productos, no pierdas más tiempo, ponte en contacto con nosotros por cualquiera de nuestros medios. Si te interesa saber sobre otras cuestiones relativas a la iluminación, navega por nuestra página web. Decídete a probar la calidad de Foss. Una vez que la conoces, ya no querrás regresar a otras opciones.

Publicaciones recientes

Deja un comentario