Conozca mas sobre el ahorro de energía

Distribución y Control Foss S. A. de C. V. es una empresa que se dedica a otorgar soluciones de iluminación para todos los niveles de la sociedad, desde casas, negocios pequeños, fábricas, oficinas, hospitales, centros de recreación y todo tipo de instituciones gubernamentales y privadas. Uno de nuestros principales objetivos es el de proveer sistemas de alumbrado modernos, eficientes y con una larga vida útil, por lo que nos mantenemos a la vanguardia de los avances a nivel mundial.

Afortunadamente, las nuevas tendencias en cuanto a luminarias se refiere, están encaminadas a diseños atractivos que se armonicen con todo tipo de decoraciones y ambientes, pero la cuestión más relevante es que también buscan lograr un ahorro de energía considerable, pues son cada vez más las personas que se están percatando de la importancia que tiene cuidar el medio ambiente y, ¿por qué no?, también el bolsillo. Es por eso que en el presente artículo hablaremos acerca de la manera en la que todos podemos contribuir para disminuir el uso de electricidad.

El consumo de energía eléctrica siempre ha sido muy amplio, sin embargo, entre más población mundial hay, son mayores las necesidades de corriente de luz requeridas, por lo que se crearon los sistemas de suministro eléctrico, que son los encargados de generar este servicio, para después llevarlo a través de una infraestructura compleja hacia ciudades enteras; esto es sumamente importante para el desarrollo y crecimiento de las sociedades.

Mientras se tengan sistemas de distribución de agua y luz, así como de carreteras, comunicaciones, etcétera, que satisfagan de manera óptima todas las necesidades de la población, entonces todos los miembros de ésta podrán efectuar sus labores con una mayor efectividad, lo que se traduce en un avance económico muy favorable para todos.

En el caso específico de la producción de energía, durante muchos años se utilizaron como principales fuentes de generación eléctrica los combustibles fósiles que se encuentran en diversos puntos del planeta Tierra, estas materias primas funcionaron muy bien durante mucho tiempo, cumplieron con su propósito; sin embargo, lo cierto es que las desventajas de su uso son numerosas, entre ellas se encuentran el hecho de que se trata de recursos no renovables, además de que son materiales altamente contaminantes para la atmósfera, por lo que su uso indiscriminado ha derivado en serios problemas ambientales.

De lo anterior derivó la necesidad de que las personas comprendieran por qué es trascendental el utilizar la electricidad de manera más eficaz y responsable; y esto lo podemos lograr todos con algunos cambios en nuestros hábitos y conductas diarias.

Existen varias medidas para lograr un ahorro de energía, por ejemplo, la Comisión Federal de Electricidad aconseja utilizar lámparas fluorescentes compactas en sustitución de los tradicionales focos incandescentes, pues las primeras son capaces de proporcionar el mismo nivel de iluminación pero con una vida útil de hasta diez veces más que los segundos, además, consumen cuatro veces menos electricidad y, si las paredes y techos de los interiores que se quieren alumbrar están pintados con colores claros, entonces la luz se reflejará en ellos y dará un efecto de más intensidad.

Asimismo, es importante recalcar que es importante aprovechar la luz del Sol, pues es una forma de iluminación natural que no tiene ningún costo, no contamina y es completamente gratuita, un rasgo que nos gusta mucho a los seres humanos. Pero por las noches, en las que ya no hay rayos solares o éstos no son suficientes, entonces se deben de tomar en cuenta una serie de elementos para los alumbrados artificiales, como la cantidad de luz que se necesita para cierta recámara, durante cuánto tiempo se mantendrán encendidas las luces y cuál es la intensidad necesaria para cada actividad.

Para lograr un mayor ahorro de energía es sustancial regular el alumbrado a las necesidades específicas de cada persona y dar preferencia a la iluminación localizada, con esto, además de ahorrar conseguirás crear ambientes más confortables. Por otra parte, se deben de apagar las luces cuando no se necesiten, sin importar de si se trata de oficinas, escuelas, exteriores, etcétera, pues si no se van a utilizar, es inútil desperdiciarlas.

Otro consejo sencillo y práctico es el de mantener limpias las luminarias y pantallas, con esto se acrecentará la intensidad de la luz sin necesidad de aumentar la potencia de los focos. Como se mencionó anteriormente, los focos incandescentes no son muy útiles porque sólo aprovechan el 5% de la corriente eléctrica que reciben, mientras que el 95% restante la desperdician al transformarla en calor; por el contrario, las lámparas de bajo consumo aprovechan toda la electricidad que les llega sin convertirla en calor.

En el caso de los sitios en los que las luces se estarán apagando y encendiendo con regularidad, lo mejor es instalar lámparas eléctricas en vez de las de bajo consumo, pues el tiempo de vida de las segundas disminuye considerablemente al prenderse y apagarse de manera frecuente.

Por último, la mejor forma en la que se podrá conseguir un ahorro de energía es a través de tecnologías de iluminación avanzadas, las cuales serán capaces de aprovechar de mejor manera la corriente eléctrica recibida, en Distribución y Control Foss S. A. de C. V. tenemos sistemas de iluminación de la más alta calidad, con nosotros podrás encontrar productos de LED y focos fluorescentes de bajo consumo que te serán muy útiles para reducir los costos en los recibos de luz, al mismo tiempo de que ayudarás a reducir las emisiones de gases contaminantes al medio ambiente.

Publicaciones recientes

Deja un comentario