Algunos datos curiosos sobre la fluorescencia

Uno de los grandes propósitos que tenemos en Foss México es ofrecerte alternativas de luz que funcionen tanto a nivel estético como energético. Es decir, que mientras una de nuestras lámparas fluorescentes mejora la imagen de la habitación en la que es instalada, también colabora a que el ahorro de energía en tu casa sea cada vez mayor.

A pesar de todo esto, los fines prácticos nos hacen perder un poco la perspectiva de los sucesos tecnológicos, científicos y naturales que nos permiten contar con todos los acondicionamientos a los que tenemos acceso en la actualidad. Es por eso que el día de hoy quisimos avocarnos a un tema que toca directamente a las lámparas fluorescentes: el fenómeno natural y artificial dela fluorescencia.

Para hacer mucho más amena la lectura hemos preparado 7 datos importantes que pueden llegar a interesarte, pero sobre todo a sorprenderte, respecto a la materia que vamos a  tocar el día de hoy.

¿Estás listo? ¡Comenzamos!

  1. El fenómeno fluorescente responde a una variación de otro proceso de luz conocido como luminiscencia. En estos procesos físicos, lo que sucede es que un objeto es capaz de recibir radiaciones electromagnéticas que finalmente se hacen presentes a través de la luminosidad. En muchos casos para hacer notar el fenómeno se necesita de una luz externa con cierto espectro modificado. Es quizás este punto la mayor diferencia entre la fluorescencia y fosforescencia. Si bien, en ambos casos se necesita de un agente externo que lo produzca, es que en un ambiente básico la primera es más rápida y duradera que la otra y por lo tanto su intensidad es mucho mayor.
  2. ¿Sabías que existen animales que hacen uso de la fluorescencia para la supervivencia en el hábitat natural? Los biólogos han estudiado durante años las capacidades luminosas que algunos animales rastreros pueden llegar a desarrollar, específicamente, los escorpiones y algunas especies de alacranes. Lo más particular de todo es que la fluorescencia que generan es de una tonalidad muy particular: el cian. Su cuerpo reacciona a la luminosidad de la luna y esto les permite saber si es seguro o no salir durante la noche o bajo qué terrenos para moverse y no ser atrapados. De la misma manera, el descubrimiento de este fenómeno, le ha permitido a los biólogos tener a su alcance una estrategia mucho más segura para su estudio y captura, acciones necesarias para su conservación.
  3. Pero los escorpiones no son el único animal que puede producir este fenómeno. En las zonas abisales del mar (las más profundas conocidas hasta ahora) existen varias especies de peces que justamente, a la falta de luz han desarrollado en su cuerpo un mecanismo fluorescente capaz de procurarles la luminosidad necesaria para moverse con libertad en las zonas más peligrosas y protegerse de los depredadores. Incluso, muchos de ellos como el Melanocetus utiliza un apéndice luminoso de su cuerpo para atraer a sus presas.
  4. El uso de las lámparas fluorescentes y otros dispositivos para identificar o producir este fenómeno no sólo son utilizadas con fines decorativos. Una de las principales aplicaciones se realizan en el área bioquímica y forense. Sobre todo, en el último caso ha significado un gran avance al momento de las investigaciones periciales, pues gracias a ellas se pueden identificar sustancias o rastros que antes era imposible de detectar a simple vista.
  5. Una de las razones por las cuales es mucho más recomendable la utilización de lámparas fluorescentes en la actualidad es porque disminuyen considerablemente el aumento de la temperatura no sólo en la habitación en donde se encuentran instaladas, sino en el entorno. En los modelos convencionales la luz produce también calor, sin embargo, en los mecanismos fluorescentes esto no sucede. Además no necesitan de ningún tipo de precalentamiento para lograr iluminar un espacio, lo que reduce considerablemente el gasto de energía que realizan de manera cotidiana.
  6. Uno de los descubrimientos biológicos más importantes en toda la historia de la ciencia es el hallazgo de la estructura del ADN. Gracias a ellos hemos podido comprender cómo se efectúan los ciclos de reproducción, cuestiones hereditarias, enfermedades, entre otras. Para seguir desentrañando cada uno de los misterios así como su relación con una gran diversidad de procesos biológicos, las técnicas fluorescentes nos permiten ahondar en ellos y llegar a nuevas respuestas.
  7. La reacción básica para que una lámpara o tubo fluorescente funcione es el siguiente: generalmente en una estructura de vidrio hay un vacío que contiene cierta cantidad de mercurio, la cual reacciona directamente con una descarga eléctrica. Para que pueda darse la iluminación como tal, la superficie del vidrio se ve revestida con una lámina fluorescente, y que reaccionan con los rayos ultravioleta que emite la reacción previa pero que sin la lámina resultarían invisibles. Lo mejor de todo, es que el mecanismo ha sido mejorado para que las frecuencias UV no resulten dañinas para el uso humano.

Sin duda, habilitar tu habitación u oficina con fluorescencia le dará un toque único. Incluso, hemos recomendado la utilización de estas lámparas para mejorar la apariencia de locales comerciales a tal punto que tiene un impacto directo en el número de clientes y por lo tanto en la elevación de las compras. Contamos con un amplio catálogo que comprende lámparas para exteriores, interiores, material eléctrico y otros accesorios, además de proyectos de iluminación preparados especialmente para espacios y usos industriales. Te invitamos a seguir visitando nuestro blog, en próximos artículos te contaremos más de nuestros productos y cómo adquirirlos.

¡Estaremos esperando tu llamada!

Publicaciones recientes

Deja un comentario